Dámaso Pérez Prado

Pérez PradoDámaso Pérez Prado nació el 11 de diciembre de 1916, en Matanzas, Cuba. Su padre fue periodista y su madre una maestra de escuela. Cuando era niño estudió piano, obviamente clásico y después órgano. Tocó ambos instrumentos en clubes locales con la Orquesta Casino de la Playa.

Durante un tiempo fue pianista y arreglista en La Sonora Matancera y durante los años cuarenta trabajó en diversos clubes en La Habana. En ese tiempo fue conocido por sus espectaculares solos al piano y sus amigos le pusieron el apelativo "Car'e foca". Luego formó su propio grupo que llamó Conjunto Pérez Prado.

Por consejo de Kiko Mendive, en 1946 viajó a México donde formó su propia orquesta y grabó para la RCA Victor. Se especializó en mambos, una adaptación del danzón cubano tomando como referencia el danzón "Mambo" de Orestes López. Desde el comienzo le dio a su orquesta el toque característico que lo acompañó durante toda su vida. Usaba los metales con gran destreza, uniendo trombones, trompetas, saxofones, tambores y piano, de una manera que sólo Pérez Prado supo hacer. Además y pese a alguna crítica inicial de los que no faltan, durante las interpretaciones siempre daba gritos guturales, como "¡Uh!", "¡Ah!", "¡Aaarrr!" "¡Qué rico!" y otros indescifrables, que lo hicieron famoso y fue su particular forma de dirigir a la orquesta para marcarle las entradas.

Su llegada a México es el trampolín para popularizar su música gracias al cine. Filma en México la película "Del can-can al mambo", con Joaquín Pardavé, Abel Salazar y Pedro Vargas. El mambo y el cha-cha-chá son temas obligados. En las docenas de películas mexicanas con Pérez Prado, no pueden faltar las famosas caderas de Ninón Sevilla, Lilia Prado, Amalia Aguilar, Las Dolly Sister y Rosa Carmina, muchas veces con la voz de Beny Moré. Pero además otros grandes temas se hicieron clásicos en la época, como "Cerezo rosa". Su música trasciende la radio y las fiestas privadas para trasladarse al salón. El público delira cuando en las "boites" interpreta "Siboney", "Patricia", "Aquellos ojos verdes", "María Elena", "Guagliano" o "Perfidia" siempre con el estilo de Pérez Prado y "¡Aaarrr!".

En 1950 el arreglista Sonny Burke escuchó en México "Mambo, qué rico mambo" y lo llevó a Estados Unidos donde lo grabó con el título "Mambo Jambo". El disco fue un éxito y Pérez Prado decidió hacer una gira para aprovechar el momento. A partir de entonces comenzó a grabar para la RCA Victor en el gran mercado estadounidense.

Sin viajar a Sudamérica, los mambos de Pérez Prado se hicieron conocidos por la radio. "Mambo, que rico el mambo, mambo que rico es, es, es, es". Los versos eran un adefesio, sobre todo para la época en que los boleros marcaban la pauta, pero pronto su música se hizo obligada en todas las emisoras de radio y ni que decir en las fiestas.

El mambo contagia. Ernesto Che Guevara y Alberto Granados, que habían trabajado en el hospital San Pablo de Lima, curando leprosos, arman una balsa a la cual le ponen el nombre de Mambo-Tango, unieron la popularidad del ritmo con un poco de patriotismo.

Con gran originalidad, en un momento le puso a sus composiciones números, como "El Mambo Nº5" y "El Mambo Nº8". Eran toda una sensación junto con "Patricia" y "Maria Elena". La Iglesia católica prohibió ese baile endemoniado, diciendo que era un baile libidinoso y por tanto pecado mortal. Mejor, que mejor, lo prohibido atrae y las radios redoblaron sus programas con más mambos, uno tras otro, y promoviendo clubes de "fans".

En Lima el Cardenal Juan Gualberto Guevara amenaza con la excomunión cuando Pérez Prado se presenta en la Plaza de Toros de Acho que se llena de tope a tope. La Coca Cola es llamada "bebida diabólica" por haber auspiciado el evento. Pero el mambo estaba "metido" y Pérez Prado era la estrella. Todas las capitales se unen con el mambo: México, Bogotá, Lima, Santiago y Buenos Aires, vibran con el ritmo de Pérez Prado.

Pronto el mambo llega a Hollywood y también a Europa, cuando nada menos que Federico Felini lo pone como fondo en la escena de striptease en su película "La Dolce Vita". Los éxitos del mambo y de Pérez Prado continúan durante todos los años 50. A finales de la década en Estados Unidos el mambo comienza a declinar ante la aparición de los ritmos de la Nueva Ola. El Rock n'Roll desplaza un tanto a la música de Pérez Prado que termina su contrato con la RCA Victor. Sin embargo continúa en Latinoamérica con el Cha-cha-chá. Suenan en la radio "Los marcianos llegaron ya", Pérez Prado hace nuevas giras, pero esta vez se le presenta acompañado por hermosas bailarinas como Eda Lorna, Anakaona, Betty Di Roma, Mara y otras más. Sólo en México entienden el significado del "Mambo Politécnico" o el "Mambo Universitario", pero qué importa eso, igual en todos los países de Latinoamérica los cantan y bailan. El mambo recobra el auge de los 50, pero las películas mexicanas están pasando de moda y Hollywood trae otra música, hasta que, a fines de los 60 la fiebre pasa.

Mambo Universitario (Video)

Pérez Prado hace un último intento con un nuevo ritmo que utiliza un nuevo "instrumento musical". Nada ortodoxo por cierto, pues es sólo conocido por los camioneros.  Así, un aro de llanta y dos palancas para desenllantar se convierten en instrumento del nuevo ritmo de Pérez Prado: el Dengue. Pero su ritmo monótono "taca-taca-tá, taca-taca-tá", con gran desilusión para el maestro, "no pega" en la tele audiencia, como tampoco "pegaron" otros ritmos creados por el insigne artista: "La chunga", "El suby" y "El taconzazo".  Para promocionar el dengue, Pérez Prado invirtió mucho dinero en la película "El dengue del amor"., e, e hizo muchas giras. Sin embargo, no fue suficiente para imponerlo y pronto pasó al olvido.

En los años 70 Pérez Prado regresa a su casa en México donde vive con su esposa y dos hijos. Todavía vende muchos miles de discos en Latinoamérica. Sigue haciendo giras que los llevan del Nuevo Mundo a Europa y Japón, donde graba en vivo y vende el disco que fue registrado en nada menos que cuatro pistas

En los años 80 haces sus últimas grabaciones y aparece por última vez en Hollywood el 12 de setiembre de 1987. A fines de la década se encuentra muy enfermo y el 14 de setiembre de 1989 le sorprende la muerte con un infarto.

Pista 1: Mambo, que rico mambo
Pista 2: Mambo N.5
Pista 3: Cerezo Rosa
Pista 4: Maravilla Dengue



Valid XHTML 1.0 Transitional

Principal


Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido