La Sonora Matancera

Sonora MatanceraLa Sonora Matancera tuvo su origen a comienzos de los años 20 cuando Valentín Cané formó el conjunto de cuerdas Tuna Liberal. Como la música en boga era el Son, las cuatro guitarras acústicas de la Tuna Liberal se adaptaba perfectamente para ese tipo de melodías. En 1935 adoptó el nombre Sonora Matancera cuando el conjunto se adaptó a los cambios de la época con nuevos instrumentos. Pérez Prado tocó el piano con la orquesta hasta su retiro en 1938.

En los años 40 con el auge de la radio comienza la verdadera época de la Sonora Matancera que efectuaba audiciones en Radio Progreso Cubano incorporando nuevas melodías a su repertorio. En 1944 ingresa como vocalista Bienvenido Granda que populariza su interpretación de la "Ola Marina". En 1946 se retira su fundador Valentín Cané por problemas pulmonares y fallece dos años después.

En 1948 se incorpora uno de los más recordados cantantes de la orquesta, Daniel Santos cantando su primer hit "Se Vende una Casita". En 1949 se suma al elenco la vocalista Myrta Silva. Durante los años 50 la Sonora Matancera sigue su racha de éxitos con Bienvenido Granda. Myrta Silva renuncia y la reemplaza Celia Cruz, que se convertiría en un icono de la música latina. En 1951 se incorpora también como solista Leo Marini. En 1952 graba con la Sonora Matancera el popular Bobby Capó con su interpretación "Piel Canela".

A mediados de los años 50 Bienvenido Granda deja la orquesta e ingresa Alberto Beltrán que populariza la inolvidable "Aunque me Cueste la Vida" y luego "El Negrito del Batey". Luego canta con la Sonora Matancera Olga Chorens con su esposo Tony Álvarez que imponen "Linda Caleñita". Durante una gira por Colombia se incorpora Carlos Argentino que debuta con "Una Canción". A fines de los años 50 la Sonora Matancera, con Celio González y Carlos Argentino como solistas, realiza una gira por Perú, Chile y Argentina que es todo un éxito. En 1958 graba con la orquesta Nelson Pinedo.

Debido a los problemas en Cuba por la revolución liderada por Fidel Castro, varios integrantes abandonan la orquesta. En 1959 renuncian Carlos Argentino y Celio González, quedando sólo Celia cruz. Finalmente en 1960 la Sonora Matancera con Celia Cruz graba su último disco en Cuba.

A mediados de junio de 1960 la orquesta con Celia Cruz viaja a México, para nunca más regresar a Cuba. Celio González se reincorpora en 1961, pero ambos artistas abandonan la orquesta en 1965. En 1970 regresa Leo Marini, Miguelito Valdés y Carlos Argentino. Toña la Negra también hace unas grabaciones con la Sonora.

Durante los años 80 la Sonora Matancera pierde el brillo que la caracterizaba al incorporar instrumentos electrónicos. Celia Cruz graba un par de discos, pero ya el sonido de la Sonora es otro y "no pega". Los 65 años de la orquesta se celebran en Nueva York. En un marco impresionante en el Carnegie Hall se vuelven a juntar los grandes de la época de oro de la Sonora: Celia Cruz, Daniel Santos, Celio González, Leo Marini, Vicentico Valdés, Alberto Beltrán, Nelson Pinedo, Alberto Pérez, Bobby Capó, Carlos Argentino y muchos más que celebran a lo grande el encuentro.

La Sonora Matancera se disolvió con la muerte de su director Rogelio Martínez, ocurrida el 13 de mayo del 2001, la famosa Sonora no pudo celebrar sus 75 años de existencia.

Música

Recomendada de la Sonora Matancera:

UK/Europa
US/International

Discografía:

UK/Europa
US/Internacional

Filmografía:

UK/Europa
US/Internacional




Valid XHTML 1.0 Transitional

Principal


Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido