SEATO

Gran Bretaña
Estados Unidos
Francia
Australia
Nueva Zelanda
Filipinas
Tailandia
Pakistán
Camboya (observador)
Laos (observador)
Vietnam del Sur (observador)

SEATO Desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial, el sureste asiático estuvo inmerso en una serie de movimientos nacionalista impulsados por los comunistas. Durante nueve años, las potencias occidentales observaron con preocupación que la consolidación del régimen comunista en China, seguido por la guerra en Corea y el triunfo del Vietmin en Indochina, la situación del sureste asiático se convertía en un polvorín que en cualquier momento podía estallar. En la foto John Foster Dulles, a la izquierda, brinda con el presidente de Filipinas Ramón Magsaysay, durante después de la ceremocia de la firma del pacto.

Por esa razón, en 1954 las potencias occidentales y los gobiernos de algunos países de la región decidieron que era absolutamente impostergable firmar un pacto militar. Con la retirada de Francia, desaparecía la Indochina Francesa, las potencias occidentales decidieron que era el momento de tomar una decisión.

El 8 de setiembre de 1954 con la concurrencia de Australia, Francia, Gran Bretaña, Nueva Zelanda, Pakistán, Filipinas, Tailandia y Estados Unidos fue firmado el Pacto de Manila, que pronto se convirtió en el "Southeast Asia Collective Defense Treaty" (Tratado de Defensa Colectiva del Sureste Asiático) o SEATO. El SEATO fue reforzado con la Carta del Pacífico mediante la cual se reafirmaba el derecho de los países de la región a vivir en paz y en plena colaboración para alcanzar los objetivos sociales, culturales y económicos a los que tienen derecho todos los pueblos libres.

Firmado en Tailandia, estableció su sede en Bangkok. El área del tratado incluía el territorio de los países asiáticos miembros y el océano Pacífico al sur de una línea situada a 21" 30' de latitud norte. La definición era muy imprecisa, pero incluía Camboya, Laos y Vietnam del Sur en calidad de observadores, quedando bajo la protección del pacto mediante un protocolo adicional, a pesar de que no habían firmado el tratado.

SEATO cohesionó sus fuerzas mediante maniobras anuales conjuntas, Uno de los fines de SEATO era apoyar la presencia de Estados Unidos en Vietnam, aunque Francia y Pakistán decidieron mantenerse al margen y no apoyar la decisión de Washington. Debido sus estatutos SEATO no podía pues intervenir ni en Vietnam ni en Laos debido a la falta de unanimidad, Pero aparte de la defensa territorial, los países miembros tenían como meta principal controlar a sus propias poblaciones, las que amenazaban en convertirse en una amenaza más seria que la proveniente del exterior.

En el artículo 2, los países miembros se comprometían de manera conjunta a prestarse ayuda para reforzar su capacidad de resistencia ante un ataque armado y cooperar cuando se detectaran actividades subversivas internas. El artículo 3 hacía referencia a la consolidación de la estructura económica y social de los países miembros para combatir el comunismo. El recurso a la acción militar no era en absoluto automático, ya que el artículo 4 sólo obligaba a cada miembro a enfrentarse al peligro común, de acuerdo a su propio ordenamiento constitucional.

Los países miembros no tenían antecedentes históricos comunes. Pese a sus vinculaciones con el Sureste Asiático, Gran Bretaña estaba imposibilitada por razones económicas a mantener una presencia militar importante en el área y decidió mantenerse dentro del ámbito europeo. Francia se unió a SEATO por razones de prestigio solamente pues acababa de fracasar en Indochina y por su comprometida situación en África no tenía intenciones de mantener una presencia militar en esa región. Ambos países confiaban en que EEUU se encargaría de mantener el orden asumiendo la responsabilidad militar de encarar una intervención militar en el área.

Australia y Nueva Zelanda tenían sus propias razones, pues el Sudeste Asiático era su primera línea de defensa. Filipinas tenía definida su línea política plegada a las naciones occidentales y había firmado su propio tratado de defensa mutua con Estados Unidos. Pakistán estaba más interesado en sacarle partido al SEATO en su conflicto con India, que en aportar algún tipo de ayuda militar en el Sureste Asiático. Sólo Tailandia tenía un interés muy particular en SEATO, pues sus fronteras eran las que representaban el mayor peligro en el Sureste Asiático y obviamente su poder militar era limitado.

Estados Unidos, tras la guerra en Corea, estaba decidido a construir un sólido bloque de países opuestos a la China comunista. El Secretario de Estado estadounidense John Foster Dulles, de absoluta convicción anticomunista, estaba firmemente convencido de que existía un plan para extender el comunismo a todo el Sureste Asiático, y que los Acuerdos de Ginebra de julio de 1954, que sellaron la retirada francesa de sus ex colonias de Indochina, constituían una capitulación ante la agresión. De todas maneras, los acontecimientos futuros demostrarían que el compromiso de EEUU con sus aliados de la región no era del todo incondicional e ilimitado, sino que dependía de sus propios vaivenes políticos y de lo que iría ocurriendo en los países asiáticos.

Pero, el mayor problema de la SEATO era que sólo contaba con tres miembros asiáticos (Pakistán, Filipinas y Tailandia), mientras que dos de los grandes estados de la región, India e Indochina, permanecieron al margen. Ello se debió a la política nacionalista y neutralista de sus gobiernos, política que no coincidía con los intereses del bloque occidental. Ante tal evidencia, no dejaba de ser cierto que la SEATO era sólo instrumento de potencias neocolonialistas que pretendían perpetuar su influencia económica y política en la región.

El Cuartel General de SEATO no tenía un mando unificado, ni una fuerza organizada como en el caso de la OTAN. Apenas contaba con un sistema de colaboración militar, con maniobras y planes de defensa conjuntos. Pero, sobre todo, el poder militar y político de SEATO dependía fundamentalmente de Estados Unidos. Al producirse la escalada de la guerra en Vietnam y verse envuelto el país vecino, Laos, la SEATO no respondió como debiera haber sido, descontando por autorizar el uso de de las bases tailandesas por la Fuerza Aérea de EE UU y la presencia reducidos de algunas tropas británicas, australianas y neozelandesas. A lo largo de los años sesenta, Estados Unidos se fue embarcando progresivamente en la intervención militar unilateral; mientras que la SEATO mostró inoperancia e incapacidad a medida que surgían los conflictos en la región y por ello su importancia pronto comenzó a mermarse.

Las diferencias entre sus miembros y la falta de cohesión se hicieron evidentes. Los miembros asiáticos volcaron su atención a la amenaza de otras potencias. Pakistán no logró el apoyo de SEATO en su conflicto con India y por ello se retiró el 7 de noviembre de 1973. Antes la derrota en su primera guerra con India dio como resultado la transformación de Pakistán oriental en Bangladesh. Camboya, Laos y Vietnam tenían conflictos entre sí. Francia por su parte, boicoteó la solicitud de EEUU para que los miembros de SEATO apoyaran al gobierno de Vietnam del Sur, descartando además su participación militar en la guerra.

Gran Bretaña respondió débilmente al llamado a involucrase militarmente en la guerra. Todo eso fue causa de que el congreso de EEUU decidiera revisar el Pacto de Manila y amenazara con denunciarlo. En 1967, ante los sucesos de Suez, Gran Bretaña estaba dispuesta a retirarse de SEATO. Finalmente el gobierno de Richard Nixon realizó una inesperada aproximación con el gobierno de Pekín lo que causó gran malestar entre los demás miembros de SEATO. Aunque desde 1973 se veía llegar, en febrero de 1974 se desmanteló la organización militar de SEATO y en junio de 1977 la organización dejó de existir. Sin embargo, el tratado se mantuvo en vigencia, porque era el único acuerdo formal de seguridad entre Tailandia y Estados Unidos.




Valid XHTML 1.0 Transitional

Principal


Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido